24-06-2019

EL MERCURIO – Un importante hito se completó ayer con la inauguración de la línea de transmisión Cardones-Polpaico, obra clave para el transporte de energías renovables que se producen en el norte del país, hacia los grandes polos de consumo ubicados en la zona central. Este tendido viene a solucionar los cuellos de botella que obligaban a desaprovechar energía del sistema.

La puesta en marcha de la iniciativa fue calificada como histórica por el Presidente Sebastián Piñera y demás asistentes a la inauguración, ya que es la obra más importante del sector en los últimos treinta años, con una inversión que superó los US$ 1.100 millones, a cargo de Interchile, filial de la colombiana ISA.

“Esto es un beneficio muy poderoso y muy potente para las familias chilenas, que gracias a este esfuerzo van a tener energía más económica, más segura y más limpia, que es a lo que aspiramos con nuestro programa”, señaló el Presidente, quien encabezó la ceremonia ayer, en la Región de Atacama.

El ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, señaló que “esta línea mejora la seguridad energética porque viene a robustecer el sistema eléctrico nacional. Así, en años de sequía o catástrofes naturales, podremos responder en forma rápida y trasladar energía de un lugar a otro para asegurar el suministro”.

Una lección

No obstante, para poner en marcha esta inversión la firma de capitales colombianos tuvo que sortear varias dificultades durante el período de construcción, sobre todo en el sector de La Dormida, donde enfrentó la oposición de las comunidades locales.

Al respecto, el presidente de la estatal colombiana, Bernardo Vargas, calificó esta etapa como una lección tanto para ISA, como para el Gobierno. “Ellos (Gobierno) tienen que entender que cuando uno tiene una obra de infraestructura es casi un socio. En todos los países hay inconvenientes, pero los que hacemos infraestructura tenemos que estar preparados para enfrentarlos”, señaló.

Asimismo, se conoció que la empresa presentó nuevos antecedentes para justificar la tardanzas de la obra que originaron las multas que les cobró el Ministerio de Energía por los retrasos de las etapas 2 y 3 del proyecto. En este caso existe un monto base de US$ 6 millones, al que se suman castigos por cada día extra. A juicio de la empresa, los atrasos se justifican en al menos dos tercios del total, situación que analiza el Gobierno.

Vargas confirmó que esto impactó los cálculos iniciales, los que aún no están del todo definidos. “Existieron diferencias por encima de lo que nosotros pensamos que iba a ser el proyecto, y eso afectó sin duda la rentabilidad”, dijo.

“Ellos (el Gobierno) tienen que entender que cuando uno tiene una obra de infraestructura es casi un socio. En todos los países hay inconvenientes, pero los que hacemos infraestructura tenemos que estar preparados para enfrentarlos”.
Bernardo Vargas
Presidente ISA

“Esto es un beneficio muy poderoso y muy potente para las familias chilenas, que gracias a este esfuerzo van a tener energía más económica, más segura y más limpia, que es a lo que aspiramos con nuestro programa”.
Sebastián Piñera
Presidente de la República

“Esta línea mejora la seguridad energética porque viene a robustecer el sistema eléctrico. En años de sequía o catástrofes naturales, podremos responder en forma rápida y trasladar energía de un lugar a otro para asegurar el suministro”.
Juan Carlos Jobet
Ministro de Energía

Fuente: Consejo Políticas de Infraestructura