En la XIII Cumbre de la Alianza del Pacífico, realizada en Puerto Vallarta, México, las principales naciones latinoamericanas se comprometieron a profundizar sus lazos comerciales y económicos.

Los dos bloques más importantes de América Latina firmaron el 24 de julio una declaración y un plan de acción para impulsar el libre comercio y la integración en el continente, desafiando así al proteccionismo impulsado por el presidente estadounidense, Donald Trump.

“Lo que está sucediendo a nivel mundial nos obliga a los países de la Alianza de mantenernos unidos, de profundizar nuestra integración y de mantener claro nuestro norte. Somos partidarios del libre comercio, no nos gusta el proteccionismo. Somos partidarios de la integración,” afirmó el presidente colombiano Juan Manuel Santos.

El Presidente del Mercosur, el uruguayo Tabaré Vásquez, destacó las diferencias entre los dos bloques, pero afirmó que no hay diferencias que no se puedan superar. “Mercosur y la Alianza del Pacífico no somos sistemas idénticos ni en su formato ni en sus contenidos, ni en su alcance, ni en su funcionamiento, pero tampoco son incompatibles ni excluyentes.”

Los cuatros países de la Alianza del Pacífico (México, Chile, Perú y Colombia) y los cuatro países del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) representan más de 500 millones de personas y el 90 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) latinoamericano.

Hacia una zona de libre comercio entre los países de la Alianza Pacífico y el Mercosur

El mandatario chileno, Sebastián Piñera, dijo que el acuerdo firmado en Puerto Vallarta será un paso más hacia una zona de libre comercio. “Vamos a buscar acelerar el proceso de desgravación arancelaria y de eliminación de barreras para-arancelarias para crear un zona libre de comercio.”

Piñera afirmó que el bloque comercial de la Alianza del Pacífico trabajaría para eliminar los aranceles que permanecen en alrededor del ocho por ciento de los productos comercializados en el grupo.

El presidente anfitrión, Enrique Peña Nieto, indicó que “el objetivo era fortalecer los vínculos entre los dos bloques comerciales más importantes de América Latina”. La administración saliente de Peña Nieto estuvo durante los últimos 18 meses involucrada en negociaciones comerciales difíciles con Estados Unidos.

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) está en un punto muerto. Ahora, la responsabilidad de renegociarlo será de Andrés Manuel López Obrador, quien llegará a la Presidencia de México el primero de diciembre. Precisamente, Trump mandó una carta a Obrador este 24 de julio afirmando que un acuerdo renegociado podría generar más empleos y mejores salarios en ambos lados de la frontera, “pero solo si puede ir rápido, porque de lo contrario tendré que tomar una ruta muy diferente”.

La Alianza Pacífíco, más integración desde 2011

La Alianza Pacífico surgió en 2011 como una plataforma de integración económica entre México, Chile, Perú y Colombia. Su objetivo es avanzar hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas entre sus países miembros.

Eliminó los visados entre las naciones integrantes y, según la Presidencia de México, en el pasado ya otorgó 1.840 becas estudiantiles. En Puerto Vallarta se firmó un acuerdo para ofrecer más de 1.800 nuevas becas a jóvenes de los cuatro países que la integran.

Según datos de la Presidencia de México, la Alianza representa la novena economía del mundo con un mercado de 223 millones de personas y constituye el 36% del PIB de América Latina y el 57 por ciento del comercio total de la región.

Fuente: www.france24.com